10 muestras de la degradación como civilización que nos deja el mundial de Rusia (hasta ahora)

10 ) Los japoneses como ejemplo y los debates siberianos que se desprendieron de ellos

La imagen de un grupo de hinchas japoneses levantando papelitos después de un partido abrió el vórtice del “ejemplo”. Al rato, un grupo de ridículos uruguayos también se sacaron fotos limpiando estadios pero redoblando la apuesta: usaban guardapolvos y moñas siguiendo al Dios del Ejemplo, el Maestro Tabarez, que a su vez aprovechó los minutos de fama de un par de goles  para bajar línea con una carta para las delicias del doble standard facebookiano.

 

9) Mascherano en plan virgen que llora sangre

El por fin ex jugador de la selección, se las ingenió para que una gota de sangre le caiga por su rostro mientras llegaba tarde a todas las pelotas ¿Por qué no se lo limpiaba? ¿Por qué el árbitro no lo sacó de la cancha? Porque hay que alimentar al guerrero, al master de tirarse al piso en slow motion, al presidente de quedarse pidiendo offside mientras nos metían goles.

8) Los garcas formateados por los noventas de Tinelli y Pergolini (alimentados actualmente por la Metro)

Hubo récords de vergüenza ajena al ver las imágenes de estos imbéciles (en las categorías de Pinel). No por la imagen que damos en el exterior (para eso, es incomparable a la ineficacia de gestión y violación de derechos humanos), sino como especie. Si un satélite de Andrómeda vio estas imágenes, nos deberían mandar un rayo y terminar con esta resaca antropológica.

7) El abrazo de Messi con Arévalo

El ídolo sin títulos estuvo mucho tiempo sin hablar con la prensa, ofendido por quién sabe qué sarasa (no está mal, porque la prensa deportiva argentina es como para no hablarles nunca más). Pero entonces metió un gol (impresionante) y eligió abrazarse con Arévalo. Le faltó levantarse la camiseta y besar una foto de Angelici. En un contexto de fracaso, los pequeños gestos determinan un valor. Maradona jugando con el tobillo roto, puteando a los tanos que puteaban el himno versus Messi abrazándose con Arévalo.  El plantel del 90 fue recibido como héroes. Messi llegó solo al aeropuerto de Barcelona. Capaz algo de estas miserias simbólicas tenga que ver.

6) Lo Celso no jugó ni un minuto

Quizás fue un gesto altruista de la dupla Sampaoli-Mascherano el de no quemar al gran jugador del PSG (hoguera donde ardió Meza, cuya titularidad se podría explicar como la “táctica de la metonimia” Messi-Meza). Dejo acá una bonita imagen de Lo Celso para los que no lo conocen.

5) La degradación de la violencia

Otras de las imágenes fuertes fue la de un grupo de barras argentinos pegándoles a Croatas. Obvio que los argentinos eran más, la fueron de Milosevic. Qué lejos quedaron los tiempos donde los barras peleaban en inferioridad numérica contra el imperio, cuando “Pistola” Gamez le cantaba a los Hooligans “Lo dificil es administrar la justicia y la violencia” mientras los surtía.

4) Lothar Mattäus

El cipayismo de La Nación de pagar por una columna de Lothar Mattäus, que parado sobre la eliminación de su selección, mufó el partido contra Francia y encima juzgó el “mal comportamiento” de Maradona en la tribuna (el único argentino en la cancha que jugó bien su partido). Se resignifica el plantón de Racing cuando estuvieron a punto de contratarlo como DT. Un infrahombre.

3) La copa de jamón y queso

Antes del mundial, las publicidades mostrando a los jugadores, que nunca habian ganado  nada de verdad, obteniendo como premios productos tristes.Tragedia. Peor fu ver la pauta ya contratada después de la eliminación. Farsa. De todas formas, la combinación de codicia y mal gusto nos deja la mejor imagen de Mascherano con la camiseta de la selección.

2) El potrero mal actuado

El brainstorming de las agencias para los mundiales suele ser apenas un chubasco amargo. La apelación al potrero de la mano de un “humilde castingeado por Cris Morena” que decidió Tarjeta Naranja es un cúmulo de malas elecciones que sólo superó Sampaoli. Tesis: “El potrero como mito en la era de la play”.

1) Sampaoli puteando a los croatas

Pero sin dudas la peor muestra de degradación de nuestra civilización, está encarnada en la figura de Sampaoli. De todas las cosas que viene acumulando (el insulto al agente de tránsito en Casilda de hace unos años, sus frases motivacionales que sólo motivaron a Arturo Vidal a pisar el acelerador de su Ferrari), la peor fue insultar a los jugadores croatas en el partido que nos estaban ganando. Modric, que vio a su abuelo ejecutado en la guerra de los Balcanes, se tuvo que bancar a este payaso vestido de fiesta de egresados, cacareando.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s