Lo mismo pero diferente (If you hold a stone)

Hay una estructura de canción que se sostiene de la repetición de una frase, un truco o un firulete al infinito. Comienzan con pocos elementos (voz, guitarra y voz), y  en cada vuelta se van agregando instrumentos, coros o ruidos. Finalmente, la frase, el truco o el firulete termina con mucha gente en el escenario.

Ejemplos: Atlantis (Donovan), Hey Jude (Beatles) o If you hold a stone (Caetano Veloso).

If you hold a stone abre el lado B del disco Caetano Veloso, el que tiene London, London, el que está en la tapa como con una estola de oveja. La oveja esquilada, los rulos del artista no. Impresiona que parece la Brujita Verón. A la Brujita Verón le encantaría London, London por la referencia a la capital de su patria. Sin embargo London, London habla de los exiliados. Ahí ya no le gustaría. La Brujita Verón, y esto es lo último que diremos sobre él porque hay gente joven leyendo esto que capaz no sabe, la brujita Verón corrió desnudo en una publicidad de papas fritas pero fue caminando a patear un córner cuando nos quedábamos eliminados del mundial. Ustedes saquen sus conclusiones.

Caetano Veloso es más interesante. Hizo grandes canciones en los sesenta y setentas. Después perdió un poco el rumbo, como todos. Primero el microclima de rodearse de “gente que pela”, y después  ya para cuando su hijo se le puso a competir en el mismo rubro la desorientación fue total. Logró una fama en Argentina de los 90s con un disco de covers para viejas en donde estaba la insoportable Capullito de Alelí y trataba de darle algún brillo a Un vestido y un amor sin los graznidos de Fito. Antes se había modernizado a lo latinoamericano: mucho slap y seteos horribles de teclados.

Pero en If you hold a stone, hay una guitarra acústica limpia, un bajo gordo sin slap, y una hermosa calidad de madera en la grabación (la batería es golpeada).

Y la repetición, con un coro que va creciendo hasta tomar todo el cuerpo de la canción, convenciendo (infectando) a la voz principal, que deja el inglés y termina cantando en portugués en la última parte del ritual.

El trance de la repetición libera la lengua materna y revisita al inglés desde otro lugar. La repetición como valor, eso que John Cale impuso en la Velvet (el piano de All Tomorrows Parties – te amo piano de All Tomorrows Parties-). Solo que Cale se queda en el mismo tiempo angosto, apenas da un vueltita para guiar a Nico que cierre la puerta para poder llorar a escondidas.

If you Hold a Stone, en cambio, es un movimiento de tres partes. Un paso. Un ritual (ya se dijo) que usa la zona de seguridad de la repetición para liberarse, para establecer establecer algo conocido ante la incertidumbre del exiliado.

Hoy escuché a alguien decir que uno se apoya en dos o tres puntos y no mucho más. La profundidad, entonces, viene de esa constelación minimalista en movimiento. De establecer lo diferente desde lo mismo, que es lo más difícil pero lo más potente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s